El mercado más emergente: la mujer

REPORTAJE:VIDA&ARTES  – DIARIO EL PAÍS

Por 

El potencial de consumo de ellas se multiplica y no todas las empresas se han dado cuenta – Los sectores innovadores revisan sus estrategias ante un mercado más equilibrado entre sexos
  • El caso de Nestlé
  • Tienen el potencial económico de China e India juntas, pero ellas todavía no lo saben. Y, aunque parezca mentira, tampoco la mayoría de las empresas se han parado a pensarlo. Las mujeres viven una segunda revolución que se está gestando tan rápido que no ha dado tiempo a que el mundo la digiera.Hay excepciones. Son pocas, pero demuestran la potencia del consumo femenino y la fuerza que ganan las compañías que se adaptan a él. Incluso las que venden en segmentos de mercado tradicionalmente considerados masculinos. Es el caso de Apple y su iPhone, el producto que actualmente más se ajusta al lenguaje de la mujer, según la consultora Avivah Wittenberg-Cox. Se trata de “un teléfono inteligente de última generación; de manejo intuitivo y fácil, con altas prestaciones y diseño atractivo”, asegura. “En 2009, el 25% de sus compradoras eran mujeres y ahora ya son el 50%”, agrega la impulsora del conceptowomenomics, una nueva corriente de pensamiento que ha mezclado mujer y economía para denominarse y referirse “a las oportunidades que puede brindar a la economía, a las empresas y al mercado laboral un mejor equilibrio de género”, afirma Wittenberg-Cox.
  • Las féminas controlan el 65% de las compras: 8,7 billones de euros
  • Algunas compañías ya han aprendido a hablar en lenguaje femenino
  • El iPhone es un teléfono que gusta a los dos sexos por igual
  • El bricolaje es más rentable desde que piensa en la compradora
  • La mujer accede a servicios y productos antes reservados a los hombres
  • Las compañías de Internet cuentan con más presencia femenina
  • También es el caso de las redes sociales, opina la rectora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Inma Tubella. “En Estados Unidos el peso de la mujer en estas redes que se tejen en Internet es mayoritario y, en las más grandes, su crecimiento es del 200% anual. La clave de su éxito es que cumplen una función de relación social, ayudan a solventar los problemas de la comunidad y los propios, de ahí que las usen sobre todo las mujeres”, explica.Y es que las mujeres están accediendo a productos y servicios que, hasta hace poco, estaban reservados mayoritariamente a los hombres: la tecnología, la banca, el automóvil… Y ese tiempo pasó. Hoy, la economía empieza a pensar en la mujer para mucho más que la belleza o la casa. Las cifras obligan. Eso es lo que piensa la consultora estratégica internacional The Boston Consulting Group (BCG). Según sus cálculos, los casi 2.000 millones de mujeres que trabajan en el mundo ingresan 7,1 billones de euros anuales. Y en el próximo lustro sus sueldos crecerán en 3,8 billones de euros debido, por una parte, a un aumento anual del 2,2% en el empleo femenino mundial y, por otra, a que la brecha salarial que existe entre la mujer y el hombre se va a ir recortando. Son palabras mayores.

    Aunque van a sonar más alto pues, además del poder económico que tienen a medida que se incorporan al mercado laboral, las mujeres controlan el 65% de las compras mundiales, porcentaje que en Estados Unidos se eleva hasta el 80%. Según los datos que maneja BCG se trata nada menos que de un presupuesto anual de 8,7 billones de euros. Gasto que en 2013 habrá aumentado en 3,5 billones de euros, es decir, una magnitud superior al crecimiento esperado en los mercados de consumo chino e indio juntos, afirma el socio de la consultora estratégica BCG, Pedro Esquivias.

    Conclusión: en los próximos años, las mujeres manejarán más de 23 billones de euros. De ahí que, en palabras de Tubella, nos encontremos ante “la próxima revolución de la mujer, que va a modificar la forma de trabajo y las organizaciones”. No en vano, recuerda, En Estados Unidos y en Europa las estudiantes universitarias son prácticamente el 60% del total. Y no sólo son más, sino que sacan mejores notas que los hombres. Por eso pueden convertirse en las nuevas directoras de la orquesta económica internacional, como propugna el movimientowomenomics.

    Avivah Wittenberg-Cox invita a las compañías a que aprendan a hablar el lenguaje femenino, a que introduzcan la cultura y los valores de mujeres en sus decisiones estratégicas. “Hombres y mujeres difieren y se complementan en sus comportamientos, física, neurológica y sociológicamente. En los últimos 100 años nos hemos acostumbrado a ignorar las diferencias para luchar por la igualdad. Ha llegado el momento de impulsar ambas, igualdad y diferencia”, afirma la autora del libro How women mean business y fundadora del website www-WOMEN-omics.com. Ganamos todos.

    Pero, aunque sólo sea por interés económico, las empresas tienen que contar con las mujeres, cubrir sus necesidades específicas con productos y servicios y dejar que se desarrollen en las organizaciones, mediante el acceso a los puestos de máxima responsabilidad y la adaptación de los métodos y horarios de trabajo a sus requerimientos. Es rentable, según los defensores de womenomics.

    Curiosamente, explica Pedro Esquivias, socio de BCG, “en los mercados en desarrollo, como Brasil, el papel de la mujer como motor económico es preeminente. Sin embargo, en el mundo desarrollado muchas de las empresas están dirigidas por hombres que no entienden por qué toman las decisiones de consumo las mujeres. No se ponen en la piel de la compradora que maneja los presupuestos”.

    Las empresas “tienen una cosmovisión centrada en los hombres y no consideran las diferencias de género ni los avances de la neurociencia que las demuestran”, mantiene Alberto Pierpaoli, consejero delegado de la compañía argentina The Gender Group, especializada en márketing de género. “Para la publicidad y el márketing las mujeres son invisibles. Ya que se rigen por viejos esquemas que asumen que la forma de ser y de pensar es similar a la de los hombres. Hoy se comienza a aceptar un nuevo paradigma que dice que las motivaciones, valores y formas de decidir las compras son absolutamente distintas entre mujeres y hombres”, añade.

    Como Wittenberg-Cox, Pierpaoli considera que hombres y mujeres hablan idiomas distinto

    s y complementarios. Lenguajes que tienen que convivir en el mundo económico para sacarles el máximo beneficio a ambos. Y, para que lo hagan, los dos tratan de enseñar a sus clientes a pensar en femenino, sin olvidar el masculino.

    Boston Consulting ha publicado recientemente el libro Woment want more, que se basa en un estudio realizado entre 12.000 mujeres de 22 países y que demuestra que las motivaciones femeninas son diferentes a las de los hombres. No valoran el dinero por sí mismo, sino como medio para alcanzar la felicidad, es decir, su satisfacción personal y el equilibrio entre la vida profesional y laboral.

    ¿Y qué es lo que les hace falta? Sobre todo tiempo, tiempo para compatibilizar todos los roles que asumen en la sociedad. Y eso es lo que le piden a las empresas: productos y servicios que les permitan ahorrar tiempo. Además, las mujeres quieren que les proporcionen información más fácil de entender (odian la letra pequeña) y buenos niveles de servicio.

    A juicio de BCG, la población femenina internacional está insatisfecha con tres de las categorías de consumo más importantes en la actualidad: servicios financieros, sanidad y bienes de consumo duradero (coches, electrodomésticos…). Las compañías que encuentren la clave para satisfacerlas se las habrán ganado como clientes y, por tanto, acumularán importantes ingresos. Además, “hay momentos como la crisis actual que pueden favorecer el cambio”, opina.

    Esquivias pone ejemplos de cómo algunas empresas, pocas todavía, han lanzado productos poniéndose en la piel de las mujeres. La española Mercadona es una. Que la mujer necesita tiempo, pues ayudémosla a que tarde menos en hacer la compra. ¿Cómo? Reduciendo la gama de productos que tiene para elegir a fin de que su decisión de compra sea más rápida (eso sí, siempre dejando sus preferidos en la tienda) e incorporando aparcamiento gratuito en todos los supermercados. El socio de BCG señala que la compañía ha crecido más que la competencia gracias a que ha entendido los cambios que se están produciendo en las necesidades de la mujer; lo mismo que Zara, otro de los ejemplos que cita.

    Pierpaoli va un poco más lejos y pone el ejemplo de la cadena norteamericana de bricolaje The Home Depot. En un negocio hasta entonces dirigido a los varones, la compañía quería dar entrada a las familias. ¿Qué hizo? Hacer pasillos más anchos para que se pudiera pasear con el carrito del bebé; incluir en sus tiendas zonas de electrodomésticos y decoración, como ellas querían, con ambientes de baños y cocinas reales para sacar ideas; y en la masculina zona de herramientas incorporó un área con cortacéspedes y barbacoas, que interesaban más a los hombres. No sólo consiguió, dice el experto argentino, que las mujeres fuesen clientes, sino que el número de varones aumentó también.

    Como para los productos y los servicios, el tiempo va a ser el concepto clave en la transformación del lugar de trabajo, mantiene la rectora de la UOC. La flexibilidad en los horarios y organización de tareas. Ese objetivo irrenunciable de las mujeres en su ascenso en el escalafón laboral o, al menos eso dicen, las pocas que llegan a la cúpula.

    “Faltan mujeres en la dirección de las empresas. Los hombres dicen que no progresan porque ellas no quieren. ¿Entonces por qué en las grandes multinacionales sí que ascienden a las máximas responsabilidades? ¿O por qué las empresas nuevas que desarrollan nuevos negocios, como Yahoo, eBay o Facebook, están presididas por mujeres?”, argumenta Marijo Bos, presidenta europea de la asociación Professional Women’s Network (PWN). Desde su organización se está comprobando cómo los programas de mentoring o mecenazgo están siendo clave para que las mujeres asciendan a puestos directivos. “Y los mentores son normalmente hombres, que se encargan de traducir nuestros problemas en las organizaciones y son los catalizadores del progreso de la mujer”, agrega.

    La firma francesa Sodexo es una de las compañías que se están tomando en serio la necesidad de potenciar el talento femenino. Es más, según su director general en España, Stanislas de Saint Louvent, “no tener en cuenta el papel de la mujer en la organización de las empresas es un error estratégico”. La firma creó hace dos años un comité de mujeres formado por 20 directivas para emitir recomendaciones y crear estrategias de recursos humanos a fin de desarrollar a sus mujeres y a la plantilla en su conjunto (de sus 35.000 empleados en el mundo, el 57% son mujeres. Pero en la cúpula sólo son el 18% y el objetivo que se ha trazado para 2015 es que sean cerca del 30%)

  • El caso de Nestlé

    Nestlé es una compañía dominada por hombres, pero sus clientes son en más de un 80% mujeres. Y no figura entre esas organizaciones que pasan de largo las aspiraciones de las féminas a las que han de dirigir mayoritariamente sus productos. “En nuestra central hay paridad de sexos en el departamento de marketing y, en España, las trabajadoras son mayoría”, dice su director general en España, Bernard Meunier. “Nuestra promoción y publicidad se orienta a las mujeres”, señala este directivo.

    Sin embargo, en el comité de dirección no hay equilibrio. Para remediarlo, con el objetivo puesto a una década de ahora en adelante, se ha puesto en marcha un programa de mentoring en el que participan doscientas mujeres en el mundo, cada una liderada por un miembro del comité de dirección de una filial de un país diferente al que ellas pertenecen.

    Nestlé quiere hallar el equilibrio mediante promoción interna, aprovechando el talento de la casa, como es tradición en la compañía, en vez de realizar fichajes externos, que serían más rápidos y fáciles. “Evita imponer cuotas, de las que no somos partidarios, porque son el reflejo de un fracaso”, sostiene Meunier.

    Actualmente, el 64% de los trabajadores menores de 30 años de la compañía Nestlé son mujeres.

    Link a la nota

Oct222012

¿La declinación masculina realmente está en baja?

Recientemente, escrito por Stephanie Coontz, apareció en The New York Times un artículo titulado “El Mito de la Declinación Masculina”1. Este alude a varios libros que hablan del ascenso de las mujeres, marcando su superioridad, en detrimento de los hombres. Pero la verdad es que ellos siguen controlando casi todo y que se ha exagerado la transferencia de la distribución del poder entre los géneros ocurrida durante la mitad del último siglo. La realidad es que, en los Estados Unidos, el progreso de las mujeres se paró en los últimos quince años. El “sexo” mas rico sigue siendo el de los varones, [...]
Más información
Oct172012

Días de vino y “target” imperfectos

Recientemente me enteré de una empresa que comercializa vinos finos y que estaba reestructurando su campaña publicitaria y que reconocía su composición de consumidores como 60% hombres y 40% mujeres. Es decir, que 4 de cada 10 consumidores eran mujeres. Sin embargo, a la agencia de publicidad que estaba trabajando en ese nuevo proyecto le pedía que se dirigiera al “corazón” de su “target”, es decir a los hombres. A nadie se le ocurrió poner en duda ese pedido. Todos (y todas), como autómatas, aceptaron el proyecto. Sucede una vez más que se invisibiliza a las mujeres. No se las reconoce como consumidoras [...]
Más información
Sep112012

La recesión afecta a las mujeres perpetuando la discriminación

Las recesiones y recuperaciones económicas son siempre fatales. Pero más para las mujeres: comparativamente, muchas veces, pierden más trabajos que los hombres y también les cuesta mucho más recuperarlos. Y cuando los logran, es ganando menos que antes. Es que existe una discriminación encubierta y ancestral causada por el mito del hombre proveedor. Este mito desconoce el lugar de las mujeres hoy en el mundo, pues las hace dependientes de los hombres y como si ellas no pudieran, independientemente, ganarse su propio sustento y determinar sus vidas. Un artículo de Estados Unidos se refiera a como [...]
Más información
Feb122012

Publicidades tóxicas… muy tóxicas.

Recientemente en Argentina, una empresa líder en el mercado de las cervezas, presentó un comercial de televisión hablando del “igualismo” entre mujeres y hombres a partir de una idea cuyo eje es el de la “guerra entre el machismo y el feminismo” (http://www.youtube.com/watch?v=p33ellmCwI0 )  Ese neologismo, como vamos a ver, no tiene nada que ver con la igualdad de género. El comercial plantea una situación de guerra, al mejor estilo antiguo, de “ejércitos” que se van a enfrentar y “líderes” que los “arengan”. Las arengas, en este caso específico, no son otra clase que consabidos reproches, que unos [...]
Más información
Ene62012

Oportunidades

“Los anuncios de la campaña de Dove han tenido tanto éxito porque son aspiracionales, pero a la vez alcanzables para las mujeres reales.” *Dr Joyce Brothers, Advertising Age Esta es la diferencia entre empresas líderes y las demás. Los líderes ven las oportunidades antes. Y esto no es ningún secreto. Algunas empresas que ya se beneficiaron por aplicar un marketing inclusivo. Autos: http://www.askpatty.com http://www.edmunds.com/women/index.html http://www.cartango.com Bancos: https://www1.citibank.com/womenandco Aviación: http://www.aa.com/i18n/urls/women.jsp Mujeres y Management: http://www.aime.org.ar [...]
Más información

Los avisos no reflejan la identidad real de la mujer

Según un estudio, se manejan con estereotipos que son masculinos.

Alberto Borrini para La Nación.

¿Son las mujeres tan independientes, sensuales, competitivas y atrevidas como las pintan los medios de difusión, las películas y los avisos publicitarios? Investigadores y especialistas objetan esa mirada superficial. Es un espejismo, dicen, en medio del desierto de un género en rápida transición desde hace unos años y, por lo tanto, necesitado de una revisión constante por parte de empresas y agencias que desean alcanzar y conquistar ese target. Para Alberto Pierpaoli, director de The Gender Group, consultora especializada en el mercado femenino, ésta sería la razón de la visión tan incompleta y distorsionada del género en el terreno de la comunicación.

En su opinión, apoyada por investigaciones y experiencias internacionales, “cuando la publicidad generaliza y muestra que las mujeres de ahora son todas independientes y seguras de sus actitudes, lo que se hace es masculinizarlas. La creatividad es masculina, y ése es su particular abordaje del mercado femenino”.

Personajes tan liberados como los de la serie Sex and the city, o tan románticos como los del filme Un lugar llamado Notting Hill, pertenecen a la ficción. Reales son, para empezar, las estadísticas, según las cuales las mujeres representan el 51% del mercado y hacen el 80% de las compras.

Pierpaoli gusta de reiterar la voz de alarma lanzada recientemente por el diario La Vanguardia, de Barcelona, que tituló así un artículo sobre el tema: “¡Para la publicidad, las mujeres son invisibles!”.

La cuestión de la mujer como estereotipo publicitario estaba en el aire en ese momento y en ese lugar, porque en Barcelona se realizó casi simultáneamente, a principios de marzo, el Foro Internacional Rethinker. El “repensar” del título impulsó al especialista argentino a presentar una ponencia especial, en la que se refiere a la necesidad de un cambio de paradigma dictado por el hecho de que “las mujeres están insatisfechas por cómo las tratan empresas y productos en la publicidad”.

The Gender Group desarrolló un workshop sobre Publicidad y Género en Young & Rubicam, dirigido a creativos y sus colegas de cuentas, procesado luego por el departamento de medios. Ese trabajo se vio reflejado hace unos meses en el comercial “Casamiento”, que la agencia creó para su cliente Banco Galicia, y que fue puesto como uno de los ejemplos de la ponencia presentada por Pierpaoli en el foro de Barcelona.

Según la consultora, el cambio de paradigma exigiría tener en cuenta varios principios básicos, a saber:

  • No sólo hay que repensar, sino también reinvestigar el mercado femenino y evaluarlo desde la teoría de género y de las diferencias existentes.
  • Luego de reinvestigado el mercado, hay que evaluar lo realizado y trazar el plan de marketing correspondiente.
  • Se debe lograr que la organización sea “bilingüe en género”, tratando de hablar y entender el “idioma” de las mujeres.
  • Hay que recapacitar a todos los involucrados, desde los departamentos de marketing hasta los vendedores.
  • Es preciso revisar que los trabajos de las agencias de publicidad y promoción no tengan sesgos o estereotipos preconcebidos, y proponerles que incluyan más mujeres en todos sus elencos.

Sobre el comportamiento como consumidores, Pierpaoli afirma que el de los hombres es “lineal” y el de las mujeres, “espiralado”. Los hombres buscan cosas, les interesan los objetos; las mujeres proceden de diferente manera. Preguntan a sus amigas y juntan más información que los hombres. En consecuencia, y comparativamente, su búsqueda es más lenta.

En general, publicitarios y anunciantes admiten que hay que revisar la relación de la comunicación comercial e institucional con el sector femenino. Esta opinión estaría acorde con los postulados de la era de la segmentación, según los cuales cada sector del mercado debe ser considerado aisladamente, dentro de una estrategia integral de la marca y de la empresa.

Link a la nota.

Oct222012

¿La declinación masculina realmente está en baja?

Recientemente, escrito por Stephanie Coontz, apareció en The New York Times un artículo titulado “El Mito de la Declinación Masculina”1. Este alude a varios libros que hablan del ascenso de las mujeres, marcando su superioridad, en detrimento de los hombres. Pero la verdad es que ellos siguen controlando casi todo y que se ha exagerado la transferencia de la distribución del poder entre los géneros ocurrida durante la mitad del último siglo. La realidad es que, en los Estados Unidos, el progreso de las mujeres se paró en los últimos quince años. El “sexo” mas rico sigue siendo el de los varones, [...]
Más información
Oct172012

Días de vino y “target” imperfectos

Recientemente me enteré de una empresa que comercializa vinos finos y que estaba reestructurando su campaña publicitaria y que reconocía su composición de consumidores como 60% hombres y 40% mujeres. Es decir, que 4 de cada 10 consumidores eran mujeres. Sin embargo, a la agencia de publicidad que estaba trabajando en ese nuevo proyecto le pedía que se dirigiera al “corazón” de su “target”, es decir a los hombres. A nadie se le ocurrió poner en duda ese pedido. Todos (y todas), como autómatas, aceptaron el proyecto. Sucede una vez más que se invisibiliza a las mujeres. No se las reconoce como consumidoras [...]
Más información
Sep112012

La recesión afecta a las mujeres perpetuando la discriminación

Las recesiones y recuperaciones económicas son siempre fatales. Pero más para las mujeres: comparativamente, muchas veces, pierden más trabajos que los hombres y también les cuesta mucho más recuperarlos. Y cuando los logran, es ganando menos que antes. Es que existe una discriminación encubierta y ancestral causada por el mito del hombre proveedor. Este mito desconoce el lugar de las mujeres hoy en el mundo, pues las hace dependientes de los hombres y como si ellas no pudieran, independientemente, ganarse su propio sustento y determinar sus vidas. Un artículo de Estados Unidos se refiera a como [...]
Más información
Feb122012

Publicidades tóxicas… muy tóxicas.

Recientemente en Argentina, una empresa líder en el mercado de las cervezas, presentó un comercial de televisión hablando del “igualismo” entre mujeres y hombres a partir de una idea cuyo eje es el de la “guerra entre el machismo y el feminismo” (http://www.youtube.com/watch?v=p33ellmCwI0 )  Ese neologismo, como vamos a ver, no tiene nada que ver con la igualdad de género. El comercial plantea una situación de guerra, al mejor estilo antiguo, de “ejércitos” que se van a enfrentar y “líderes” que los “arengan”. Las arengas, en este caso específico, no son otra clase que consabidos reproches, que unos [...]
Más información
Ene62012

Oportunidades

“Los anuncios de la campaña de Dove han tenido tanto éxito porque son aspiracionales, pero a la vez alcanzables para las mujeres reales.” *Dr Joyce Brothers, Advertising Age Esta es la diferencia entre empresas líderes y las demás. Los líderes ven las oportunidades antes. Y esto no es ningún secreto. Algunas empresas que ya se beneficiaron por aplicar un marketing inclusivo. Autos: http://www.askpatty.com http://www.edmunds.com/women/index.html http://www.cartango.com Bancos: https://www1.citibank.com/womenandco Aviación: http://www.aa.com/i18n/urls/women.jsp Mujeres y Management: http://www.aime.org.ar [...]
Más información

Ellas son las clientas

María Leach para La Vanguardia (Barcelona)

Ver PDF

Oct222012

¿La declinación masculina realmente está en baja?

Recientemente, escrito por Stephanie Coontz, apareció en The New York Times un artículo titulado “El Mito de la Declinación Masculina”1. Este alude a varios libros que hablan del ascenso de las mujeres, marcando su superioridad, en detrimento de los hombres. Pero la verdad es que ellos siguen controlando casi todo y que se ha exagerado la transferencia de la distribución del poder entre los géneros ocurrida durante la mitad del último siglo. La realidad es que, en los Estados Unidos, el progreso de las mujeres se paró en los últimos quince años. El “sexo” mas rico sigue siendo el de los varones, [...]
Más información
Oct172012

Días de vino y “target” imperfectos

Recientemente me enteré de una empresa que comercializa vinos finos y que estaba reestructurando su campaña publicitaria y que reconocía su composición de consumidores como 60% hombres y 40% mujeres. Es decir, que 4 de cada 10 consumidores eran mujeres. Sin embargo, a la agencia de publicidad que estaba trabajando en ese nuevo proyecto le pedía que se dirigiera al “corazón” de su “target”, es decir a los hombres. A nadie se le ocurrió poner en duda ese pedido. Todos (y todas), como autómatas, aceptaron el proyecto. Sucede una vez más que se invisibiliza a las mujeres. No se las reconoce como consumidoras [...]
Más información
Sep112012

La recesión afecta a las mujeres perpetuando la discriminación

Las recesiones y recuperaciones económicas son siempre fatales. Pero más para las mujeres: comparativamente, muchas veces, pierden más trabajos que los hombres y también les cuesta mucho más recuperarlos. Y cuando los logran, es ganando menos que antes. Es que existe una discriminación encubierta y ancestral causada por el mito del hombre proveedor. Este mito desconoce el lugar de las mujeres hoy en el mundo, pues las hace dependientes de los hombres y como si ellas no pudieran, independientemente, ganarse su propio sustento y determinar sus vidas. Un artículo de Estados Unidos se refiera a como [...]
Más información
Feb122012

Publicidades tóxicas… muy tóxicas.

Recientemente en Argentina, una empresa líder en el mercado de las cervezas, presentó un comercial de televisión hablando del “igualismo” entre mujeres y hombres a partir de una idea cuyo eje es el de la “guerra entre el machismo y el feminismo” (http://www.youtube.com/watch?v=p33ellmCwI0 )  Ese neologismo, como vamos a ver, no tiene nada que ver con la igualdad de género. El comercial plantea una situación de guerra, al mejor estilo antiguo, de “ejércitos” que se van a enfrentar y “líderes” que los “arengan”. Las arengas, en este caso específico, no son otra clase que consabidos reproches, que unos [...]
Más información
Ene62012

Oportunidades

“Los anuncios de la campaña de Dove han tenido tanto éxito porque son aspiracionales, pero a la vez alcanzables para las mujeres reales.” *Dr Joyce Brothers, Advertising Age Esta es la diferencia entre empresas líderes y las demás. Los líderes ven las oportunidades antes. Y esto no es ningún secreto. Algunas empresas que ya se beneficiaron por aplicar un marketing inclusivo. Autos: http://www.askpatty.com http://www.edmunds.com/women/index.html http://www.cartango.com Bancos: https://www1.citibank.com/womenandco Aviación: http://www.aa.com/i18n/urls/women.jsp Mujeres y Management: http://www.aime.org.ar [...]
Más información

La igualdad también puede ser negocio

Después de años de trabajar en el área de marketing y publicidad de grandes empresas, Alberto Pierpaoli notó las transformaciones sociales, vio el filón de lo inexplotado en Argentina y creó The Gender Group. Lejos de la militancia, cerca del mercado y la lógica de la comunicación a gran escala, aquí explica cómo la perspectiva de género puede ser fundamental para lograr nuevos nichos y beneficios económicos.

Por Luciana Peker – Página 12

“Las mujeres siguen siendo invisibles para la publicidad y el marketing en la Argentina”, define Alberto Pierpaoli, licenciado en publicidad y sociología, de 62 años y 44 de trabajo –justamente– en investigación de mercado y publicidad. Alberto arrancó a los 18 años, trabajó en la agencia de publicidad Lautrec y en marketing de las empresas Pepsico y Colgate-Palmolive. Antes de que la crisis dinamitara el sillón de Rivadavia, se fue a vivir a Nueva York. Pero –se ríe– justito once días antes de que se cayeran las torres. En Estados Unidos trabajó en agencias hispanas y empezó a cambiar su perspectiva estudiando cómo miran las mujeres y, a la vez, cómo ellas siguen sin ser miradas. Volvió a la Argentina en el 2005, convencido de que acá todavía no se habían dado cuenta de que el imperio del bolsillo masculino –también– se había terminado junto con el siglo XX y creó The Gender Group, una consultora de marketing especializada en diferencias de género.

La idea es poder explicarles a las empresas que hablarles a las mujeres –el 51 por ciento del mercado con el 80 por ciento de la decisión del consumo en el hogar, según una investigación de su consultora– no es pintarse la cara –o los carteles– de rosa. Pero, según él, la culpa de la homerocracia que parece seguir dominando la tanda (y sin escuchar, siquiera, la voz de Maggie) es un Triángulo de las Bermudas (tanto que las agencias se manejan como si fueran un club) en el que tienen responsabilidad anunciantes y publicitarios. Y en el que falta creatividad para ascender creativas, no mujeres (que siempre hay, casi siempre, en los puestos de abajo de las fichas técnicas), sino directoras generales creativas. “Hay muchos ejecutivos que les dicen a sus agencias que querrían más creativas mujeres y ellos les dan una falsa explicación: les dicen que el área es muy competitiva y que se rechazan muchas ideas. Y que las publicitarias no están preparadas para ese nivel de rechazos porque siempre lloran. Todo falso, muy falso”, refuta Pierpaoli. Pero no por defender a un grupo de mujeres líderes más blindadas, ambiciosas, competitivas, autosuficientes (que puede haber, pero no son todas) que no lloran. En realidad, más que nada, por no creer que el poder nunca puede humedecerse. “Lo que pasa es que los directores generales creativos no están habituados a trabajar con mujeres. Y prefieren trabajar con los de su propio sexo porque son ellos los que no saben cómo afrontar a una mujer que llora por su guión rechazado. Es cierto que las mujeres lloran más que los hombres. Pero es también cierto que a los hombres les enseñaron que ellos no lloran. Y que una mujer llore no quiere decir nada más que ella puede expresar sus sentimientos de frustración, bronca, rabia o lo que fuere, de una manera que se manifiesta a través del llanto. Pero quien queda totalmente descolocado es el director general creativo que cree que llora porque él le hizo algún mal. Y entonces su gran solución es no trabajar con creativas. Y así tenemos todas publicidades vistas desde la óptica masculina, donde las mujeres sólo seducen o se dejan seducir por hombres”, acentúa.

“Todo esto sucede porque hay una ignorancia absoluta de cómo son las mujeres y qué piensan y quieren las mujeres. Esto es así y lo digo con plena causa, porque yo era igual que los creativos antes de estudiar y especializarme sobre las diferencias culturales de género”, se revisa Pierpaoli. Y, en este punto, dispara dos desafíos interesantes: los varones que se suman a las críticas sobre los estereotipos de género y la pregunta sobre cómo enfrentar la imagen de las mujeres en el mercado. ¿Anulando el mercado o intentando que el mercado ofrezca otras imágenes de mujeres? “Yo no soy un buen chico. Creo que hay una oportunidad de negocios, pero sí que, indirectamente, esa mentalidad mejora la situación de las mujeres. Creo que entender que el punto de vista masculino no es el único ni tiene que ser dominante va a ayudar a hombres y mujeres”, propone.

En cien años el lugar de las mujeres cambió tanto que pasamos de no votar a tener una mujer presidenta. ¿Cuánto cambiaron el marketing y la publicidad respecto de las mujeres?

–Cero, por lo menos en Argentina, la publicidad sigue siendo machista. En Estados Unidos vi la diversidad de color, de género, de orientación sexual y me cambió el software mental. Ahora Buenos Aires es gay friendly porque es negocio poner un hotel. Pero no hay un cambio en la cosmovisión machista. Ni existe el marketing inclusivo. Las empresas de autos no entrenan a los vendedores. Las mujeres buscan cosas distintas a los varones. Pero, además, si una compradora va acompañada de un hermano o su esposo, el vendedor no las mira a ella y se dirige exclusivamente al varón. En el sector financiero tienen preconceptos como que las mujeres son más conservadoras en sus inversiones o hacen compras para divertirse. Y todo eso es falso.

Hubo publicidades de varones limpiando o de mujeres lindas cuando se despeinaban. Pero, a veces, da la sensación que después de algunos avances se asustan y retroceden a las mismas mujeres fatales de siempre…

–Hay empresas con apuestas distintas por orden de sus casas matrices. Pero para cambiar hay que ser osado en serio. No hay que decirles a las mujeres “esto es para vos mujer” porque ellas saben que les están diciendo “esto es para vos que sos un poco más boludita que yo”. Creo que si hay más directoras generales creativas que rompan el techo de cristal eso va ayudar a cambiar la sociedad. En algunos países escandinavos se pusieron cupos para los puestos ejecutivos en publicidad.

Muchos ejecutivos se te tirarían al cuello en defensa de la libertad de empresa…

–Las agencias están llenas de mujeres directoras de cuentas, en planificación, en medios, pero pocas creativas.

Una de tus propuestas es entrenar a trabajar en la diversidad. ¿Qué habría que cambiar para que las mujeres puedan crecer?

–Por cuestiones culturales u hormonales las mujeres lloran más, pero eso no las hace inferiores o inmanejables. Las empresas suponen que si lloran es porque no están preparadas para ocupar un puesto importante. Otro punto es que las mujeres llegan más al consenso y no buscan sólo ser ganadoras. En publicidad, se supone, que el que llega a un buen puesto es el ganador. Hay que cambiar la cosmovisión machista.

. LINK NOTA

Oct222012

¿La declinación masculina realmente está en baja?

Recientemente, escrito por Stephanie Coontz, apareció en The New York Times un artículo titulado “El Mito de la Declinación Masculina”1. Este alude a varios libros que hablan del ascenso de las mujeres, marcando su superioridad, en detrimento de los hombres. Pero la verdad es que ellos siguen controlando casi todo y que se ha exagerado la transferencia de la distribución del poder entre los géneros ocurrida durante la mitad del último siglo. La realidad es que, en los Estados Unidos, el progreso de las mujeres se paró en los últimos quince años. El “sexo” mas rico sigue siendo el de los varones, [...]
Más información
Oct172012

Días de vino y “target” imperfectos

Recientemente me enteré de una empresa que comercializa vinos finos y que estaba reestructurando su campaña publicitaria y que reconocía su composición de consumidores como 60% hombres y 40% mujeres. Es decir, que 4 de cada 10 consumidores eran mujeres. Sin embargo, a la agencia de publicidad que estaba trabajando en ese nuevo proyecto le pedía que se dirigiera al “corazón” de su “target”, es decir a los hombres. A nadie se le ocurrió poner en duda ese pedido. Todos (y todas), como autómatas, aceptaron el proyecto. Sucede una vez más que se invisibiliza a las mujeres. No se las reconoce como consumidoras [...]
Más información
Sep112012

La recesión afecta a las mujeres perpetuando la discriminación

Las recesiones y recuperaciones económicas son siempre fatales. Pero más para las mujeres: comparativamente, muchas veces, pierden más trabajos que los hombres y también les cuesta mucho más recuperarlos. Y cuando los logran, es ganando menos que antes. Es que existe una discriminación encubierta y ancestral causada por el mito del hombre proveedor. Este mito desconoce el lugar de las mujeres hoy en el mundo, pues las hace dependientes de los hombres y como si ellas no pudieran, independientemente, ganarse su propio sustento y determinar sus vidas. Un artículo de Estados Unidos se refiera a como [...]
Más información
Feb122012

Publicidades tóxicas… muy tóxicas.

Recientemente en Argentina, una empresa líder en el mercado de las cervezas, presentó un comercial de televisión hablando del “igualismo” entre mujeres y hombres a partir de una idea cuyo eje es el de la “guerra entre el machismo y el feminismo” (http://www.youtube.com/watch?v=p33ellmCwI0 )  Ese neologismo, como vamos a ver, no tiene nada que ver con la igualdad de género. El comercial plantea una situación de guerra, al mejor estilo antiguo, de “ejércitos” que se van a enfrentar y “líderes” que los “arengan”. Las arengas, en este caso específico, no son otra clase que consabidos reproches, que unos [...]
Más información
Ene62012

Oportunidades

“Los anuncios de la campaña de Dove han tenido tanto éxito porque son aspiracionales, pero a la vez alcanzables para las mujeres reales.” *Dr Joyce Brothers, Advertising Age Esta es la diferencia entre empresas líderes y las demás. Los líderes ven las oportunidades antes. Y esto no es ningún secreto. Algunas empresas que ya se beneficiaron por aplicar un marketing inclusivo. Autos: http://www.askpatty.com http://www.edmunds.com/women/index.html http://www.cartango.com Bancos: https://www1.citibank.com/womenandco Aviación: http://www.aa.com/i18n/urls/women.jsp Mujeres y Management: http://www.aime.org.ar [...]
Más información